La entrada de hoy la dedicaremos a analizar los diferentes tipos de exámenes que actualmente evalúan los niveles de inglés con el objetivo de aportar un poco de información sobre cada uno de ellos para que podáis decidir cuál os interesa más. Nos centraremos en los exámenes Trinity y Cambridge.

Existen diferentes tipos de examen pero no todos tienen las mismas ventajas. Por lo tanto, hay que tener en cuenta factores como la estructura, el tiempo de preparación previa, la utilidad, la metodología, el material disponible, la disponibilidad de convocatorias, etc.

EXÁMENES CAMBRIDGE

Los exámenes Cambridge son en la actualidad los que más presencia tienen en el ámbito internacional. Son certificaciones que dependen de la Universidad de Cambridge. Además hay un gran abanico de títulos que se adaptan a cada caso. Por un lado tenemos los exámenes de inglés general y por otro lado los exámenes de inglés específico. 

  • Ventajas: amplia aceptabilidad en las instituciones de todo el mundo, tanto a nivel público como a nivel privado. Existe una gran variedad de libros preparatorios y de material en Internet. La parte del speaking que en otros exámenes es más densa, en Cambridge basta con tener siempre en cuenta una pequeña cantidad de frases y estructuras, ya que se basa en la descripción de fotografías mayormente, aunque hay más partes. A medida que aumenta el nivel se va complicando pero son exámenes muy estructurados que con una buena preparación garantizan el aprobado. Además, las convocatorias son prácticamente mensuales y con fácil accesibilidad para realizar el examen.

  • Inconvenientes: los exámenes Cambridge tienen cierta complicación porque siempre incluyen algún apartado específico en el que se tienen que demostrar ciertos conocimientos en cuanto a idioms, aspectos gramaticales, preposiciones, estructuras sintácticas complejas etc. En los niveles previos al FCE (B2) aparecen de manera no explícita en apartados como el reading o el writing. En el FCE y los que le siguen, estos conocimientos se tienen que demostrar bajo el apartado Use of English. Para muchos este últimoes el aspecto más complicado del examen. Esta parte no aparece en exámenes como Trinity, Escuela oficial de idiomas, o TOEFL.

Además, y antes de pasar a analizar las certificaciones de Trinity, los exámenes de Cambridge también pueden ser a nivel específico, y están muy valorados por las empresas puesto que integran el dominio del inglés general con el control específico de según qué materias. Estas certificaciones son las de inglés de negocios (business English) y las de inglés legal (legal English).

EXÁMENES TRINITY

Los exámenes Trinity dependen del Trinity College of London y son títulos oficiales con el mismo carácter que los de Cambridge. En los últimos años están ganando puntos y cada vez son más conocidos. Los exámenes Trinity se desglosan en dos grandes grupos: GESE e ISE examinations. Los exámenes GESE son de modalidad únicamente oral y los exámenes ISE combinan la modalidad oral con la escrita.

  • Ventajas: a diferencia de Cambridge son exámenes donde la preparación previa puede ser crucial. En los exámenes Cambridge puedes preparar el examen muy bien, pero en Trinity, además de esto, hay una parte de esta preparación que se evalúa. En una de las partes del speaking debes hablar sobre un tema que previamente habrás preparado en casa. Estos es una gran ventaja puesto que una parte del examen la puedes tener prácticamente asegurada si haces un buen trabajo previo. Para el resto de las partes no puedes preparar nada específicamente, pero sí que te facilitan una lista de temas que son los que aparecerán en las otras partes del speaking. Por lo tanto, puedes hacer una preparación de vocabulario previa para ir preparado de cara al examen. Además, no tienen un apartado de Use of English como Cambridge, y son exámenes que tienen un enfoque más comunicativo. El apartado del listening también es otro punto a tener en cuenta, puesto que no hay que realizar ningún tipo de actividad escrita como en los exámenes Cambridge, simplemente se tiene que resumir o debatir la información que escucharas ese mismo día en un audio.

  • Inconvenientes: a diferencia de Cambridge, las oportunidades de hacer exámenes son más reducidas y depende mucho de la zona geográfica en la que te encuentres. Además hay menos material y recursos para prepararlo por tu cuenta en Internet y en muchos centros examinadores te exigen que hagas el curso con ellos para después poder matricularte.

Por lo tanto, cada uno debe analizar qué le interesa más antes de decidirse. Uno no es mejor que otro, sino que son diferentes. Estos inconvenientes, además, no son un impedimento para aprobar el examen puesto que tienen solución. En futuros posts analizaremos cada uno de los exámenes en concreto y os facilitaré glosarios de vocabulario así como plantillas de redacciones para que os sirvan como material de apoyo. Si tenéis cualquier duda no dudéis en escribirme y estaré encantada de responderos.

Àngela Francés
angelaopenroads@gmail.com

Comparte!

    facebook